¿Te consideras una persona sabia?

Investigadores de la Universidad de San Diego han desarrollado una escala de sabiduría basada en 7 componentes (originalmente la escala se basaba en 28 puntos, pero la nueva formulación reducida parece medir igual de bien la sabiduría). Estas 7 componentes miden la capacidad de una persona o sistema vivo de…:

  1. Autorreflexión: Comprenderse a sí misma y de comprender sus acciones a un nivel profundo.
  2. Comportamiento prosocial: .Mantener conexiones sociales positivas. Incluye rasgos como la empatía, el altruismo, el sentido de justicia, etc.
  3. Regulación emocional: .Gestionar eficazmente las emociones negativas en la toma de decisiones.
  4. Aceptación de la diversidad: Aceptar otros sistemas de valores y tener interés en conocer otros puntos de vista.
  5. Decisión integradora: Incluir aspectos muy diversos en la toma de decisiones.
  6. Asesoramiento social: .Dar consejos adecuados a quien los pide.
  7. Espiritualidad: Sostener creencias que nos permiten conectar con una fuerza o poder interior.

Esta definición permite desligar de una manera clara los conceptos de inteligencia y sabiduría, y aplicarlos no sólo a individuos, también a otros sistemas vivos sociales como equipos y organizaciones. La inteligencia es una cualidad de todo sistema vivo y se define como la capacidad para dar una respuesta intencional a un problema presente y anticiparse a problemas similares en el futuro. La sabiduría, por el contrario, requiere una conciencia desarrollada, en principio sólo presente en seres y sistemas humanos.

Los estudios realizados demuestran que la sabiduría (medida de esta manera) se correlaciona fuertemente y positivamente con la salud, la resiliencia, la felicidad y el bienestar mental. Todas ellas cualidades necesarias no sólo a nivel personal, sino también en los equipos que conforman las organizaciones humanas. Así que nuestro reto como consultores y facilitadores es claro: conseguir equipos vivos, conscientes y sabios!!!

En el Camino del Elder llevamos años dedicándonos a acompañar a las personas y los equipos en sus procesos de cambio hacia una mayor conciencia. Ahora, podemos añadir sin rubor, que ese cambio es también hacia una mayor sabiduría.

Puedes medir tu grado de sabiduría respondiendo a estas 7 preguntas (del 1 al 5) y calculando la media:1.

  1. Mantengo la calma bajo presión.
  2. Evito la autorreflexión. (Se puntúa al revés)
  3. Me gusta estar expuesto a diversos puntos de vista.
  4. Tiendo a posponer la toma de decisiones importantes todo lo que puedo. (Se puntúa al revés)
  5. Suelo no saber qué decir a la gente cuando me pide consejos. (Se puntúa al revés)
  6. Mi creencia espiritual me da fuerza interior.
  7. Evito las situaciones en las que sé que se necesitará mi ayuda. (Se puntúa al revés)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.